Estadio Jorge Luis Hirschi

Estadio Jorge Luis Hirschi es un estadio del fútbol en La Plata, Argentina. Es el campo de casa del Estudiantes de La Plata.

El estadio, nombrado por Jorge Luis Hirschi, que sirvió del presidente de Estudiantes entre 1927 y 1932, se localiza en la Avenida 1 entre las Calles 55 y 57, y así también se conoce como 1 y 57. Formalmente se inauguró el 25 de diciembre de 1907. La arena era el local donde Estudiantes obtuvo el título de la liga del aficionado de 1913, y donde los admiradores disfrutaron del los profesores ("los profesores"), los años 1930 famosos la línea ofensiva de Lauri Scopelli Zozaya Ferreyra Guayta.

En 1937, un nuevo sistema de iluminación se instaló, y el estadio se hizo el primer local principal en Argentina para recibir juegos de noche.

En su encarnación inicial (1907 a 2005) el estadio sostuvo a hasta 28,000 personas, generalmente sitio para estar de pie, aunque las medidas de seguridad redujeran su capacidad actual a aproximadamente 22,000. Su talla relativamente pobre hizo Estudiantes usar el estadio Bombonera de los Subalternos Boca para sus juegos de Copa Libertadores.

Pre2005 diseño

Los soportes de madera detrás de las líneas de meta eran el sitio para estar de pie sólo. Los soportes sudoeste eran el salón, separado de la Avenida 1 por una fila de tilo (tilia) árboles. El lado (de nordeste) de enfrente se techó y se usó para tener las mejores medidas de asientos.

Los admiradores de Estudiantes más ruidosos ocuparon el noroeste (calle 55) popular, mientras la visita de admiradores se dirigió a la parte de enfrente popular en la calle 57, cerca de una escuela secundaria técnica.

La policía cortaría el tráfico en la Avenida 1 tanto antes como después de los juegos.

El estadio fue patria de tres equipos del campeón argentinos (1967, 1982 Metropolitano y 1983 Nacional).

Cierre

En el septiembre de 2005, el estadio se cerró para juegos de la liga debido a nuevas normas de seguridad que prohíben soportes de madera. Aunque un interdicto judicial eximiera Estudiantes de la prohibición, el gobierno de la ciudad de La Plata rechazó obedecer.

Esta situación comenzó una grieta entre el club y el alcalde Julio Alak.

Cuando un estadio moderno se construyó para la ciudad de La Plata, tanto Estudiantes como Gimnasia se decidieron en contra de trasladar sus juegos de casa. Inmediatamente después del cierre, Estudiantes solicitó el permiso para mejorar su estadio a ningunos menos de 20,000 asientos más 15,000 cuarto permanente, pero el alcalde se negó, siendo insistente que el nuevo estadio se debiera usar.

Como una medida interina, para Apertura Estudiantes de 2005 jugó sus juegos de casa con el estadio de Gimnasia cercano y pagó a Gimnasia un alquiler de ingresos gruesos del 10%, más una cantidad sin revelar para cada temporada de asistencia ticketholder. Para Clausura de 2006, Estudiantes movió sus juegos de casa al campo de Quilmes.

En el abril de 2006, un nuevo pedido judicial permitió el reabrimiento de 1 y 57, pero Alak intervino otra vez para evitar esto del acontecimiento. A este punto, la dirección de Estudiantes puso a flote la idea de erigir un nuevo estadio en la ciudad del puerto de Ensenada, unos kilómetros al este de La Plata.

Acuerdo y futuros proyectos

En el agosto de 2006 se relató que Estudiantes y la ciudad de La Plata llegaron a un acuerdo para reconstruir los soportes para una capacidad de 20,000, todos asentados. El estadio de la ciudad se usará para la asistencia que excede ese número. Los soportes del Este presentarán el signage Tierra de Campeones (La tierra de Campeones), que fue usado por admiradores desde los años 1960 para referirse a 1 y 57.

El jugador Juan Sebastián Verón contribuyó decisivamente a asegurar el nuevo acuerdo del estadio. Los periodistas argentinos han indicado que con esta intervención (así como una serie de donaciones para mejorar las instalaciones de formación del club en la Campana de la Ciudad) construye su reputación hacia una futura oferta por la presidencia del club.

El 20 de octubre de 2006, Estudiantes anunció que, durante el trabajo de renovación, usará el estadio de la ciudad para juegos de casa, ya que Coprosede (la autoridad de seguridad del fútbol) no concederá a autorización de seguridad para Estudiantes jugar juegos de casa en Quilmes. Los admiradores de Estudiantes también se hicieron menos aprensivos sobre el estadio de la ciudad después de que los 7-0 históricos persuaden Gimnasia durante el octubre de 2006 y las celebraciones del campeonato que ocurrieron en los soportes, dos meses más tarde.

Los trabajos de demolición se completaron durante el julio de 2007, después de algunas tardanzas causadas por el papeleo municipal. Se programa que la construcción sigue suavemente, ya que el club tiene un exceso de presupuesto que resulta de ventas del billete fuertes y las medidas de las transferencias de José Ernesto Sosa y Mariano Pavone.

Notas

Enlaces externos



Buscar